LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
peso ideal

¡El peso ideal es un mito! Y te decimos por qué

Basta de juzgar nuestras curvas según lo que dice la báscula 

01/10/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Cuando se trata de fijar metas de pérdida de peso, la mayoría nos concentramos en alcanzar el “peso ideal”. Pero, ¿y si te dijéramos que eso no existe? Según expertos, ese número que debería marcar la báscula es solo una ilusión, un mito. Ya toca dejar de luchar contra nuestras curvas y entender qué es lo que en realidad importa al evaluar nuestra salud corporal.

Basta con buscar “peso ideal” en internet para encontrar miles de tablas que dicen cuántos kilos deberías pesar según tu estatura, ya seas hombre o mujer. Pero esas medidas no toman en cuenta factores importantísimos como la edad, la estructura ósea, el estado hormonal y la composición corporal, entre otros.  

De acuerdo a expertos nutricionistas, lo más adecuado sería hablar del “peso saludable” para cada persona. Este sería un rango dentro del cual se reducen las probabilidades de padecer problemas de hipertensión, colesterol, diabetes, artritis, osteoporosis y demás.

En 1943, la compañía de seguros Metropolitan Life Insurance elaboró las primeras tablas de peso ideal. El objetivo era calcular las cuotas de sus asegurados, relacionando el mayor peso con un mayor riesgo de mortalidad. Es decir, tenía un fin puramente económico.

 

Muchos expertos en salud, nutrición y fisiología han puesto en duda la validez de esas medidas, y ahora el consenso general es que ¡son pura hipótesis!

Según el español Juan Revenga, dietista, nutricionista y creador del blog El Nutricionista de la General, “el concepto del peso ideal no es fiable”, porque “está basado en virtud del género y altura, y a veces se tiene en cuestión una tercera variable, si la persona es de una complexión o constitución delgada, normal o corpulenta”.

Revenga explica que ese supuesto peso ideal “supone una presión innecesaria sobre los ciudadanos”, ya que se tiende a relacionar el peso con el aspecto o características físicas de las personas.

“Es decir, le atribuimos a la variable peso una importancia, independientemente de cómo esté repartido, de cuáles sean los componentes que contribuyen a llegar a ese peso, etc. El peso per se, el que nos dice una báscula, ya supone un fuerte elemento de presión sobre la sociedad, muy especialmente en el género femenino”, agregó el especialista citado por el portal Trendencias.

Esta presión hace que millones de mujeres y hombres hagan hasta lo imposible por alcanzar ese estándar, aunque ni siquiera sea del todo preciso o válido.

 

¿Y qué pasa con el IMC o normopeso?

Otra forma común de medir nuestro cuerpo es el Índice de Masa Corporal (IMC), que al final es muy parecido al peso ideal.

Para calcular el IMC hay que dividir los kilos que pesamos entre nuestra altura expresada en metros al cuadrado. Por ejemplo, si mides 1.60 y pesas 70 kilos, sería: 70 / (1.60 x 1.60) = 27.3

Así, tu resultado te diría en qué zona del IMC estás:

De 12 a 18.4 = Bajo peso

De 18.5 a 24.9 = Peso normal

De 25 a 29.9 = Sobrepeso funcional

30 o más = Obesidad

 

Sin embargo, el IMC también excluye criterios como la masa muscular, la cantidad de agua o el porcentaje de grasa.

Por tanto, si tu peso es resultado de que eres muy musculosa, de huesos anchos o tiendes a retener líquidos, podrías caer en la categoría de “obesidad”, aun teniendo un cuerpo saludable. O bien, estar en el “peso normal” y tener un alto porcentaje de grasa y/o poco músculo.

 

Entonces, ¿cuál sería el mejor indicador para medir nuestro cuerpo?

Nuestro organismo se compone de muchos elementos, pero los expertos concuerdan en que debemos concentrarnos en el porcentaje de grasa corporal y en cómo se distribuye ésta, pues no es lo mismo acumularla en las caderas y piernas, que en el abdomen y espalda.

Mira también: Ni los kilos ni el IMC, esto es lo más importante al medir tu peso

Para saber realmente en qué condiciones está tu cuerpo y si tus curvas son saludables o no, debes ponerte en manos de un  especialista. Solo él tiene las herramientas para evaluar tu organismo y determinar cuál sería tu peso saludable. Además, te indicará el mejor camino para llegar a tu meta sin sacrificar tu salud física y mental.

¡Cuida tus curvas!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas