LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Unsplash
tips para mantener tus curvas en forma si no puedes ir al gym

7 tips para mantener tus curvas en forma si no puedes ir al gym

¡Que la cuarentena no te deje kilos extra!

17/03/2020 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

La crisis causada por la propagación de coronavirus ha obligado al mundo a tomar medidas fuertes preventivas. Todo indica que vienen varias semanas de encierro, lo que implica suspender nuestras sesiones en el gym. Checa estos tips para mantenerte en forma desde casa y que la cuarentena no deje kilos extra en tus curvas.

Si bien hasta el momento no se ha decretado el cierre de gimnasios, tampoco es buena idea ir. Varios especialistas en salud concuerdan en que los centros fitness son lugares propensos a concentrar y esparcir virus, como en covid-19.

El calor y humedad que hay en el gym crea un ambiente favorable para los gérmenes. Además, se trata de un espacio compartido con un sinnúmero de objetos de uso comunal: aparatos, salones, pesas, baños, etc. Por mucha higiene que tengan estos locales, el riesgo está presente.

 

Por tanto, conviene dejar de asistir durante unos días o semanas, para cuidar nuestra salud y la de los demás.

Claro que eso no significa quedarnos tiradas en un sofá viendo Netflix y comernos todo el contenido de la alacena. Aún en estos tiempos de crisis debemos seguir cuidando la salud de nuestras curvas.

Checa estos consejos:    

1. Despierta bailando

Está comprobado que un poco de cardio en la mañana activa el metabolismo y lo mantiene así todo el día. Una buena estrategia es bailar vigorosamente en cuanto te despiertes.

Bastan de 10 a 15 minutos de baile intenso para despertar al metabolismo. Así que ve armando tu playlist con ritmos súper movidos: pop, salsa, cumbia, banda y sí: ¡reguetón! Nada como “perrear” hasta el piso para quemar calorías al por mayor.

 

2. Respeta tu horario de alimentación

Si te mandaron a trabajar desde casa estarás tentada a dormirte y despertar más tarde. Eso podría afectar tus horarios de comida, pero es súper importante que éstos no se alteren.

Recuerda que tu cuerpo trabaja en sincronía con las horas de luz para quemar más o menos calorías. Trata de desayunar, comer, cenar y tomar tus colaciones a la misma hora que lo harías si estuvieras en la escuela o la oficina.

3. Reduce los carbs al mínimo

Como estarás menos activa que de costumbre, tu cuerpo no podrá gastar todas las calorías de los alimentos que consumes.

La mayor fuente de energía son los carbohidratos simples (azúcar y harinas), pero si tu cuerpo no los utiliza de inmediato se almacenan en forma de grasa. Por eso conviene reducir el consumo de éstos al mínimo y darle prioridad a las proteínas y vegetales.

Tómalo como una oportunidad para mejorar tu alimentación. Con suerte te acostumbras y cuando regreses a tu vida habitual tendrás hábitos más efectivos para cuidar tu silueta.    

4. Aprovecha para cocinar y comer saludable

Si eres de las que comen cualquier cosa porque no tienen tiempo de cocinar, ¡se acabó el pretexto! Ahora podrás meterte a la cocina y preparar todas esas recetas healthy que solo has visto en internet. Tienes la oportunidad se seleccionar tus alimentos con más cuidado, prepararlos con amor y sentarte a disfrutarlos con calma.

   

5. Haz ejercicio en casa

¡Hora de desempolvar la bicicleta fija que usabas como perchero! O bien, de sacar todos esos aparatos que compraste tras ver un infomercial.

Existen muchas actividades fitness que puedes realizar en un espacio reducido: yoga, tai chi, step, baile, pesas y más. En internet abundan las rutinas de ejercicios que solo necesitan el espacio equivalente a un tapete de yoga. Otras le agregan accesorios tan simples como una silla, ligas o botellas de agua. Solo busca las disciplinas que funcionen para ti e inclúyelas en tu agenda diaria.

6. Muévete a la menor oportunidad

Como dijimos, lo peor que puedes hacer es resignarte al sedentarismo. Aprovecha al máximo cada oportunidad para mover tu cuerpo: subir y bajar las escaleras, caminar 5 minutos por cada media hora de inactividad o realizar los quehaceres del hogar (¡no sabes cuántas calorías se queman trapeando!). Y si tienes patio o jardín, ¡ya la hiciste!

7. Duerme bien

Está demostrado que tener una rutina de sueño constante y saludable te ayuda a adelgazar. Dormir bien ayuda a fortalecer el metabolismo y reduce la resistencia a la insulina, que es causa de obesidad. También contribuye a regular la hormona leptina, encargada de regular el apetito y la sensación de saciedad.

Mira también: Pretextos para hacer ejercicio que todas las curvy tenemos y cómo superarlos

¡No desesperes ni abandones tu rutina fitness! Recuerda que pronto todo volverá a la normalidad y no querrás perder condición física ni ganar curvas nuevas.

Vivan las curvas, Salud

Notas relacionadas