VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Técnicas para fortalecer tu autoestima como chica curvy

La confianza, seguridad y amor propio no aparecen de la nada, se construyen

Técnicas para fortalecer tu autoestima como chica curvy
Shutterstock
04/03/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Construir una autoestima saludable es un proceso interno que requiere mucho trabajo, constancia y fuerza. Muchas chicas curvy tenemos problemas para fortalecer nuestro amor propio, ser más seguras y adquirir confianza. Por eso, toma nota de estas técnicas para amarte un poquito más cada día.

En las películas y en la televisión hemos visto mil veces a chicas que un día deciden cambiar por arte de magia. De pronto amanecen sintiéndose mejor que nunca, con el ego por las nubes y dispuestas a ser otra.

 

 

La realidad es que no es tan sencillo, pero cada paso, por pequeño que sea, te puede llevar al paraíso del amor propio. Estos simples detalles pueden hacer toda la diferencia:

- Evita criticar o juzgar a los demás

Muchas personas se sienten mejor consigo mismas al devaluar a otros, pero es un error. Cuando criticamos nos ponemos en una posición de superioridad que sólo alimenta nuestro ego, que es contraproducente para una autoestima saludable. Recuerda que lo que dices de los otros habla más de ti que de ellos. Si te descubres criticando a alguien, detente y piensa si eres igual de severa contigo.

- No te enganches con las críticas que recibes

Cuando alguien hace comentarios negativos sobre ti, puede ser por una genuina preocupación o en mala onda. Si es la segunda, debes saber que la crítica no es sobre ti, sino acerca de quien te está criticando. Es la forma en que esa persona se siente bien, despreciando a los demás. Ahora, si es una crítica positiva, trata de tomarla como un consejo y ve si puedes aprender algo, pero no te enganches emocionalmente. Esto es tener una autoestima saludable.

- Activa tu cuerpo

No tienes que hacer 3 horas de ejercicio al día ni volverte estrella fitness, sólo elige una actividad que disfrutes mucho y hazla unas 3 veces por semana. Baila, practica yoga, sal a caminar, ¡lo que sea! Eso te hará sentir mejor contigo misma, sin importar los resultados o la pérdida de peso, porque sabes que estás cuidándote mientras disfrutas.

 

- Disfruta la comida

A muchas chicas curvy les da pena o sienten culpa por comer. No se trata de llevarte a la boca todo lo que se te antoje, sino de ver la comida como alimento y placer al mismo tiempo. Por ejemplo, se te antoja un helado de chocolate. Si te lo vas a comer disfrútalo y sigue con tu vida, no te quedes pensando que estuvo mal. Si resulta que estás a dieta y no puedes comerlo, entonces elige no hacerlo sabiendo que es por un bien mayor, pero no te vayas lamentando el gran sacrificio. Es decir, elige lo que te haga sentir mejor.

- Celebra tus éxitos cada día

Hasta los logros más pequeños puedes ser dignos de celebración: ganar un reconocimiento en el trabajo, ordenar tu casa, perder medio kilo, correr dos cuadras sin morir o mantener la calma frente a una persona agresiva. Solo alégrate de tus avances.

- Medita

Estar en silencio y mantener un diálogo interno contigo te ayuda a conocerte mejor y a conectarte con quien realmente eres.

- Apela a tu sentido del humor

Tomarte la vida con menos seriedad te ayudará a afrontarla más fácil, así que aprende a reírte de ti misma. Pero eso sí, jamás te ridiculices a ti misma ni te pongas como un blanco fácil para que otros se burlen.

Mira también: Cómo defender tus curvas con elegancia si te critican

Todos estos hábitos te ayudarán a forjar una autoestima saludable y a prueba de haters, trolls y lo que venga. Recuerda que la mejor defensa contra los ataques es amarte tanto y estar tan segura de ti misma, que poco importará lo que piensen los demás.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play

Comparte en:

Notas relacionadas