VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Viajar podría curar tu adicción al celular y a la tecnología

Suelta el smartphone y agarra tus maletas

 Viajar podría curar tu adicción al celular y a la tecnología
Unsplash
03/08/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Bien dicen que los mejores viajes son aquellos de los que tienes pocas fotos. La tecnología está más que instalada en nuestras vidas, en especial para los millennial. Los smartphones, laptops y tablets se han convertido en una necesidad para mantenernos conectados, pero para algunos también representan una fuerte adicción que se podría curar, irónicamente, con otra de las actividades favoritas de dicha generación: viajar.

 

 

 

Muchas personas no son capaces de desconectarse jamás, y no conciben la idea de pasar tan solo un día sin checar sus redes sociales para actualizar su estado, publicar algo o para ponerse al día con las vidas de sus conocidos (y desconocidos también), ¡les parece algo totalmente imposible!

Depender de la tecnología para cosas tan básicas como mantener el contacto con nuestra familia y amigos o enterarnos de las noticias, en realidad podría llegar a desconectarnos de la realidad. Por eso es muy recomendable alejarnos un poco de la tecnología para disfrutar los momentos espaciales, y los viajes de placer son lo oportunidad perfecta para hacerlo. 

“No saber gestionar el uso que hacemos de las redes sociales puede conllevar numerosas consecuencias negativas como, por ejemplo, perjudicar a nuestras relaciones personales y a nuestra concentración, o provocarnos estrés y ansiedad”, señaló Zamara Bustos, psicoterapeuta de la Clínica de Atención Psicológica Integral (CAPI), en una entrevista para El Financiero.

Bustos agregó que un viaje se trata de vivir el presente a través de las experiencias, las cuales podrían llegar a mermarse si en lugar de disfrutar el paisaje, el clima o la naturaleza, la persona se la pasa hablando por teléfono, viendo una película o chateando con sus amigos. 

 

 

 

De acuerdo a la psicoterapeuta, esta tendencia a estar siempre conectados, se da principalmente en personas que son incapaces de manejar el sentirse solos, de valorar lo que tienen y vivirlo, sin que haya alguien que les dé reconocimiento constante. 

La tecnología tiene muchos beneficios, sin embargo, “es necesario poner un límite, determinar cuántas horas me voy a desconectar del mundo físico para vivir una realidad virtual, qué tanto lo necesito, en qué me beneficia”, señaló la especialista. 

Explicó que debemos tener siempre presente el hecho de que “un viaje implica conocer cosas nuevas, entrar en contacto con la naturaleza, disfrutar una cultura, paisaje y gastronomía diferente, divertirse, olvidarse de los horarios; pero sobre todo, es un buen momento de conocer a nuestro Yo interno, conectarse a la realidad y pulir la relación que tenemos con nosotros mismos. 

Mira también: Tips para disfrutar más el sexo en vacaciones

“No hay mejor manera de vivir una experiencia de viaje que compartiéndola contigo mismo. Donde ya no importa qué piensa la gente de lo que haces, es una experiencia más natural, un viaje real”, finalizó.

Así que quizá es hora de soltar el Smartphone y agarrar las maletas. 

 

 

 

Con información de El Financiero

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Comparte en:

Notas relacionadas