VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Tu trabajo te está engordando y tú ni te habías dado cuenta

Tu trabajo te está engordando y tú ni te habías dado cuenta

Aquí aplica el "amiga, date cuenta"

28/01/2019 | Autor: Karina Avilés
Comparte en:

Si desde que entraste a trabajar has notado que tus pantalones ya no te cierran o que aumentaste una talla, tal vez es porque el trabajo te está engordando.

Sí, aunque no lo creas, el trabajo puede influír en que subamos de peso por una enorme razón: comida gratis.

De acuerdo con un estudio realizado por el epidemiólogo Stephen Onufrak, en el trabajo tenemos acceso libre a alimentos ricos en calorías que normalmente no comemos como refrescos, papas, pastelillos y dulces.

Engordar en el trabajo

 

Estos alimentos los conseguimos en máquinas, o de forma gratis en reuniones o como regalos de colegas, y que al final de la semana podrían sumar 1300 calorías extra en nuestro cuerpo.

Según la investigación, en nuestro trabajo tenemos hábitos que no replicamos en casa. Por ejemplo, en una junta podríamos tomar una gran taza de café y un pan. Después, en la comida, comprarnos unos chocolates como postre y a la salida una bolsa de papas.

 

Si esto lo hiciéramos fuera del trabajo, tal vez nos limitaríamos, ya que seríamos más consientes de lo que ingerimos y las calorías que ganamos.

Si queremos evitar el aumento de peso, lo mejor es limitar nuestro consumo de alimentos ricos en calorías, optar por alimentos naturales, o bien, traer nuestra propia comida y snacks desde casa.

Ah, y cuidado con estos alimentos que son los que más se consumen en el trabajo:

  • Pizza
  • Refresco
  • Sándwiches
  • Papitas
  • Galletas
  • Brownies
  • Donas
  • Pasteles
  • Hamburguesas

¡Cuídate!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play

Notas relacionadas