LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pexels
El tiempo en cuarentena

¿Por qué sientes que el tiempo pasa más rápido en cuarentena?

Si los meses se te han ido volando, tranquila, hay una explicación

28/05/2020 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

En marzo, cuando comenzó la cuarentena, creíamos que íbamos a tener muchísimo tiempo libre y planeábamos aprovecharlo al máximo. Ahora que estamos a días de empezar a relajar las medidas de confinamiento, no son pocos quienes reportan que el tiempo se les ha ido volando y sienten que no han hecho nada. Si tú también tienes la impresión de que los días pasan más rápido, te compartimos la explicación científica.

Aunque es muy pronto para contar con estudios sobre este fenómeno en específico, se conocen varias razones que alteran nuestra percepción temporal:

1. Creamos experiencias subjetivas del tiempo

Es decir, que nuestras vivencias no siempre cuadran con el reloj o el calendario.Por ejemplo, sabemos que las horas se van como agua cuando hacemos algo divertido o satisfactorio, como platicar con amigos. Por el contrario, parecen eternas si estamos atascados en el tráfico o haciendo algo tedioso y rutinario.

 

2. Guardamos menos recuerdos

Los humanos estimamos el paso del tiempo de dos maneras: de forma prospectiva (cuán rápido pasa ahora mismo) y retrospectivamente (cuán rápido pasó la semana o la década pasada).

Al estar aislados de nuestros amigos, familia y trabajo, tenemos muchas horas vacías cada día. A pesar de nuestras estrategias para distraernos (cocinar, hacer ejercicio o grabar videos de TikTok), es inevitable que los días se parezcan entre sí. Incluso nos cuesta trabajo diferenciar entre los días hábiles y los fines de semana.

Los días idénticos nos hacen crear menos recuerdos nuevos, que son cruciales para determinar nuestra percepción del tiempo.

Por ejemplo, cuando te vas de viaje a un lugar nuevo el tiempo pasa rápido, pero al regresar y verlo en retrospectiva notas que has creado muchísimos recuerdos nuevos y sientes que estuviste de vacaciones más días de los que realmente fueron.

Durante la cuarentena pasa justo lo contrario. Aunque las horas pueden pasar lento, al mirar atrás tienes tan pocos recuerdos nuevos que sientes que el tiempo se esfumó.

3. Todo ocurre en el mismo escenario

Aunque tengas mil actividadesy estés ocupada todo el día (home office, tareas del hogar, escuela a distancia, etc.), el contexto no cambia: sigues encerrada en tu casa. Entonces, las acciones diarias comienzan a fundirse en lo que pareciera una sola rutina que se repite hasta el infinito. En cambio, antes solíamos ver a diferentes personas en distintos lugares, dando pie a crear nuevas memorias.

 

4. La necesidad de vivir en el presente

En circunstancias normales solemos divagar sobre el futuro, pero ahora que no podemos hacer grandes planes nuestra perspectiva del porvenir se ha acortado. Quizá puedas visualizar los próximos días o el futuro lejano “cuando esto pase”. Sin embargo, la incertidumbre nos impide planear a mediano plazo, por ejemplo, qué haremos las siguientes semanas o meses.

5. Recordaremos solo los momentos cruciales

Es muy posible que cuando lleguemos a ese futuro libre de pandemia y recordemos los tiempos del coronavirus, sea complicado diferenciar un mes de otro.

Lo más probable es que, como ocurre en estas situaciones, recordemos solo los marcadores más relevantes: el día que anunciaron la cuarentena, las pocas veces que llegamos a salir, los momentos más entrañables en familia o cuando por fin regresamos al trabajo, por mencionar algunos.

 

6. Tenemos pocos referentes temporales

Es normal deducir cuándo ocurrieron distintos eventos relacionándolos con lo que pasaba en nuestra vida en ese momento. Por ejemplo, quizá recuerdes que te enamoraste de chico cuando tenías 22 años porque estabas terminando la universidad.

Pero cuando casi no puedes salir de casa, esas marcas en el tiempo no están y todos los días se funden en uno.

En un futuro todo el conjunto de días, semanas y meses se fusionarán en lo que quizá llamaremos “la cuarentena”, “la pandemia” o “el confinamiento”. Recordarás lo más relevante que te ocurrió, pero será difícil definir qué paso primero y qué después.

Mira también: Cómo puedes ayudar a alguien que sufre ansiedad por el confinamiento

Es perfectamente normal sentir que los días pasan lento pero los meses se han ido como agua. Lo importante es ser muy paciente contigo misma y no castigarte por no aprovechar cada segundo al máximo o por no saber ni qué día es hoy: estamos en medio de una pandemia y tienes derecho a estar afectada.

Con información de BBC Future.

Tu vida, Quiérete

Notas relacionadas