LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Unsplash
Entrenamiento autógeno para aliviar el estrés

Así funciona el entrenamiento autógeno para aliviar el estrés

Esta técnica es perfecta para relajarte cuando la ansiedad te invade

07/04/2020 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Aunque muchos estábamos acostumbrados a vivir con estrés, las últimas semanas han sido todo un reto emocional. Además de mantenernos confinados en casa, el coronavirus nos tiene en estado de alerta y ansiedad permanentes. Por eso necesitamos usar técnicas que nos permitan relajarnos, y una de las más efectivas es el entrenamiento autógeno.

Se puede decir que el entrenamiento autógeno es una forma de meditación profunda con la que aprendemos a crear sensaciones físicas de calor, pesadez y relajación en diferentes partes de nuestro cuerpo.

La relajación autógena, diseñada por el neurólogo alemán Johannes Heinrich Schultz, es una técnica psicoterapéutica que ayuda a aliviar las tensiones de la vida cotidiana, la ansiedad, la depresión leve, trastornos del sueño y para tratar algunos trastornos psicosomáticos producto del estrés.

La relajación autógena es una especie de auto-hipnosisque consiste en que las diferentes partes del cuerpo se vuelven más calientes y pesadas. Estas sensaciones físicas son una señal de que la técnica está dando resultados.

 

 

 

Así se realiza el entrenamiento autógeno paso a paso…

El método de relajación o entrenamiento autógeno de Schultz se practica a través de ejercicios de peso, calor y respiración en cada zona del cuerpo.

Todo esto se acompaña por frases o declaraciones repetidas en silencio a modo de “instrucciones”. Cada declaración que decimos en nuestra mente se refiere a una parte específica del cuerpo, seguido de un estado de paz y bienestar.

Primero, elige tu posición de relajación (acostada o sentada), cierra los ojos y comienza tu sesión. Luego, repite cada una de las siguientes declaraciones las veces indicadas mientras te concentras en la parte del cuerpo mencionada.

1. Estoy completamente relajado (repetir 1 vez)

2. Mi brazo derecho está pesado (6 veces)

3. Estoy completamente relajado (repetir 1 vez)

4. Mi brazo izquierdo está pesado (6 veces)

5. Estoy completamente relajado (1 vez)

6. Mi corazón late de forma tranquila y normal (6 veces)

7. Estoy completamente relajado (1 vez)

8. Mi respiración es tranquila y equilibrada (6 veces)

9. Estoy completamente relajado (1 vez)

10. Mi plexo solar (estómago) está caliente e irradia calor (6 veces)

11. Estoy completamente relajado (1 vez)

12. Mi frente es agradable y fresca (6 veces)

13. Estoy completamente relajado (1 vez)

La idea es hacer esto con calma, sin prisa por terminar cada ejercicio. Solo disfruta la sensación de relajación, bienestar y paz antes de pasar a la siguiente parte del cuerpo.

Mira también: 7 formas de combatir la sensación de soledad durante la cuarentena

Relajarse con entrenamiento autógeno es una técnica súper efectiva para calmar el estrés y la ansiedad, en especial si se practica con frecuencia. En medio de esta locura. regálate unos minutos al día para trabajar en tu bienestar y salud mental.

 

 

Tu vida, Quiérete

Notas relacionadas