VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Infidelidad financiera: cuando el dinero se interpone en el amor

Te decimos qué es y cómo manejarla en pareja

Infidelidad financiera
Unsplash
02/10/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

El dinero es uno de los temas que más peleas provocan en las parejas y son de lo más común. Sin embargo, éstos se agravan cuando uno de los dos, o ambos, incurren en lo que se conoce como infidelidad financiera, un tipo de traición que puede acabar con su amor. 

La infidelidad financiera es cualquier tipo de engaño relacionado con dinero que se hace en una pareja. Esto se da principalmente en personas casadas o que viven en unión libre y comparten gastos. También se puede presentar desde el noviazgo si, por ejemplo, uno de los dos no es honesto respecto a cuánto presupuesto tiene realmente para citas, viajes o para la boda. 

 

 

 

Según una encuesta realizada por la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, encuestas, la mayoría de las parejas no hablan de dinero ni en el noviazgo ni cuando se casan, sin embargo esto es de suma importancia para poder plantear objetivos comunes y armar una estrategia de gastos sostenibles en pareja. 

A veces, quien comete infidelidad financiera lo hace porque quiere evitar aportar más que la otra persona, para cubrir una adicción, o por sentir vergüenza de su bajo sueldo y sus deudas. Al final, esto puede dañar mucho la relación y hasta provocar la separación o el divorcio. 

Estas actitudes que cuentan como infidelidad financiera: 

  • Mentir sobre cuánto gano. Ya sea decir que se gana más o menos de lo que es realmente. 
  • Esconder dinero. Por ejemplo, cuando te llega un bono o un dinero extra y no lo incluyes en las cuentas compartidas con tu conyugue. 
  • Ocultar tus créditos. No le dices a tu pareja cuántas tarjetas de crédito tienes, tramitas una sin que se entere, o le escondes si tienes algún préstamo pendiente de pagar. 
  • Hacer compras a escondidas. Típico que te vas de shopping y ocultas tus compras para que “no se vaya a enojar”, o le juras que todo estaba rebajadísimo y no le dices cuánto gastaste realmente. 
  • Ocultar mis deudas y problemas financieros. Quizá por pena no le comentas que tu sueldo no alcanza a cubrir los gastos del hogar y que has tenido que recurrir a préstamos que tampoco puedes pagar. 

 

 

 

¿Cómo evitar y manejar la infidelidad financiera en pareja? 

El gran problema de la infidelidad financiera no es solo el dinero, sino que daña uno de los pilares de cualquier relación: la confianza. 

Si no puedes confiar en tu pareja para ser honesto sobre tu situación económica, o no tienes la certeza de que la otra persona lo es, ¿cómo vas a confiar para todo ,o demás? El dinero es algo muy básico que puede afectar su vida en común y las metas que puedan alcanzar a corto, mediano y largo plazo. 

Aquí van algunos consejos para manejar el problema juntos: 

1. Hablen claro de dinero. Cuando el noviazgo se empieza a poner serio, es hora de tocar el tema financiero. Si tu pareja evade el asunto, ¡cuidado! Es muy importante que ambos tengan claro con cuánto cuentan para empezar una vida juntos o para formar una familia. 

2. Hagan un presupuesto. Según expertos en finanzas, lo ideal es que cada uno destine entre el 60 y el 70% de su salario a vivienda, despensa, servicios, salud, educación y transporte. Mientras que el resto será para gastos personales, entretenimiento, ahorro y pago de deudas. 

3. No busquen culpables. Pelear y recriminarse mutuamente no ayudará a que las deudas se paguen más rápido. Cada uno deberá asumir su responsabilidad y aprender la lección. Lo ideal es generar un ambiente de confianza y comunicación donde se apoyen para salir adelante. 

4. Pongan las cuentas en orden. Hagan una lista de todas sus deudas, de mayor a menor según el monto. Esto les permitirá ver claramente el problema y planear pagos. 

Lo ideal es mantener al corriente las deudas grandes con pagos mínimos, y liquidar de inmediato las deudas más pequeñas. 

Mira también: 5 tips para ahorrar en pareja sin tantos sacrificios 

Si el problema es muy grande y se sale de sus manos, deben acercarse a una institución financiera para pedir asesoría. Una opción irónica es solicitar un crédito que les ofrezca mejores condiciones que los que tienen ahora. 

¡No dejen que el dinero acabe con su amor!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.  

Comparte en:

Notas relacionadas