LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pexels
peores razones tener hijos

Estas son las 6 peores razones para tener hijos

Ser mamá es un gran paso que no debes dar a la ligera ni por los motivos equivocados

03/10/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

En términos puramente biológicos, las mujeres venimos “equipadas” para ser madres, pero eso no significa que forzosamente debamos serlo. Cada cabeza es un mundo y cada persona tiene circunstancias distintas. Por tanto, cada mujer tiene sus propios motivos para querer o no tener hijos. Sin embargo, hay algunas razones súper equivocadas y aquí te decimos cuáles son las peores.

Antes se pensaba que las mujeres debían tener hijos sí o sí, ya que era nuestra misión en la vida, o como dijo Betty Warren (Kirsten Dunst) en La Sonrisa de Mona Lisa, era "el rol para el que nacimos”.

 

Pero eso ha cambiado bastante en los últimos años. Ahora nos debatimos entre la presión social por ser madres y otra totalmente opuesta que nos dice que es mejor no tener hijos y disfrutar nuestra libertad.

1. Porque me gustan los bebés o los niños

Los hijos son bebés solo un ratito, después se convierten en ‘toddlers’ (2 a 4 años), preescolares (4 a 5 años), infantes (6 a 9 años), preadolescentes (9 a 12 años), adolescentes (12 años a… bueno, es difícil definir cuándo acaba) y, eventualmente, en adultos.

Ser madre es mucho más que arrullar a un tierno bebé o jugar con nuestros niños, es una responsabilidad para toda la vida. ¿Estás dispuesta a cuidar un humano hasta que sea independiente y aún después de eso?

2. Porque todas mis amigas son mamás y solo falto yo

Sabemos que es complicado mantener una amistad cuando eres la única “deshijada” de tu grupo de amigas. Ellas comparten temas en común y se entienden a otro nivel, uno en el que tú no estás.

Pero ellas aún te necesitan, hay muchas razones para seguir viendo a tus amigas mamás y hay cosas que deberías saber y no se atreven a decirte. Tú eres ese aire fresco que las ayuda a desprenderse un poquito de su rol, que les recuerda que hay una vida más allá de los hijos y la rutina.

Si solo quieres tener hijos para estar en su canal, no te agobies. Mejor piensa en todo lo que puedes hacer con ellas desde tu fabulosa soltería y libertad.

 

3. Porque mis papás quieren nietos y mis hermanos quieren sobrinos

“Ya hazme abuela”, “Ándale, quiero ser una tía cool, yo los cuido” y frases similares nos ponen mucha presión familiar encima. No falta la mamá que siente que se le va la vida y quiere conocer a sus nietos, o que quiere ser abuela ahora que todavía “tiene energía para cuidarlos y jugar”.

Si bien tu mamá, papá, hermanas y demás familiares pueden disfrutarlo mucho y ayudarte de vez en cuando, al final tú serás la única responsable de esa personita.

4. Porque ya me casé y es lo que sigue

Típico que cuando tienes novio te preguntan “¿para cuándo la boda?”, y si te casas sigue el “¿para cuándo el bebé?”. Socialmente se asume que la finalidad del matrimonio es tener hijos y formar una bonita familia.

Sin embargo eso también ha cambiado. Cada vez es más común ver parejas casadas que simplemente se disfrutan el uno al otro, viajan, se divierten y se aman.

El plan de tener hijos o no es algo que todas las parejas deben platicar antes de ser un matrimonio. Lo único que importa es que ustedes estén de acuerdo con el plan que elijan, nada más.

 

5. Para “amarrar” a mi pareja

Muchas chicas confundidas creen que tener un hijo es una táctica para evitar que su pareja las deje. Así estarán unidos para siempre y él “tendrá que quedarse”. ¡Error! Cuando haces eso hay dos posibilidades: que a pesar de todo termine contigo, o que se quede solo por obligación.

Si toma el primer camino, puede que sea un hombre responsable, asuma su paternidad y compartan tanto la crianza como lo económico. O bien, que te deje por tu cuenta como madre soltera.

Si elige quedarse contigo lo más probable es que tengan mil broncas, porque ambos se sentirán frustrados al ver que solo están aferrándose a una relación que ya estaba mal desde antes de ser padres.

Ninguna de las opciones suena bien, así que lo mejor es no correr riesgos.

 

6. Para salvar mi relación de pareja

Quizá tu meta no es obligarlo a quedarse contigo, pero sí quieres arreglar los problemas entre ustedes. Todas las parejas, en especial las que llevan muchos años, pasan por períodos de crisis en que se preguntan “¿qué sigue?”, “¿para dónde va esto?” o si vale la pena seguir.

Un hijo no es un parche ni una medicina que vendrá a aliviar mágicamente una relación. Por el contrario, podría terminar de fracturarla. Lo mejor es primero solucionar su crisis y estar seguros de que son una pareja sólida antes de convertirse en familia.

Mira también: Tener un bebé implica no dormir bien ¡por lo menos 6 años!   

Cada mujer debe tomar su propia decisión con base en sus circunstancias personales y su plan de vida. Al final, sin importar las razones que te hayan impulsado para ser madre, lo más seguro es que no te arrepentirás, pero sin duda la maternidad será mucho más complicada si no lo haces por los motivos correctos.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas