LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pexels
cuerpo despues dejar ejercicio

10 cosas que le pasan a tu cuerpo cuando dejas el ejercicio

Checa porqué es mala idea bajarle a tu entrenamiento durante las fiestas 

04/12/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Típico que empiezan las vacaciones o la temporada de fiestas y llueven los pretextos para no hacer ejercicio. Tenemos muchos compromisos, reuniones, compras, flojera y/o frío, así que cambiamos el gimnasio por tardes con amigos o en casa. Checa lo que le pasa a tu cuerpo cuando abandonas las sesiones de training y por qué es pésima idea.

Checa: 

1. Adiós músculos

Luego de interrumpir el ejercicio “la pérdida de masa muscular y la salud ósea no se recuperan fácilmente y puede aumentar el riesgo de lesiones graves”, dijo en doctor Miho J. Tanaka y agregó que también aumenta el riesgo de dolor en las articulaciones o la espalda.

Expertos en training concuerdan en que la zona donde pierdes músculo depende del tipo de ejercicio que dejes de hacer. Por ejemplo, si eres corredor los músculos de las piernas pueden perder fuerza y tamaño; si levantas pesas, cualquier músculo que se trabaje regularmente se “desinflará”.

2. Hola grasa

Una de las primeras consecuencias (o por lo menos la más notoria y predecible) es subir de peso. “La actividad metabólica disminuye con la falta de producción física, lo que conduce a un aumento de peso si no hay ajustes en la ingesta de alimentos”, explicó Kames Shapiro, entrenador personal con sede en Nueva York. 

Como las demandas energéticas de tu cuerpo son menores, tendrás que comer menos si no quieres ganar kilos extra.

 

3. El azúcar en la sangre se descontrola

Mantener estables los niveles de azúcar en la sangre disminuye el riesgo de aumento de peso, fatiga y diabetes, así como enfermedades cardíacas y metabólicas.

Un estudio publicado en el Journal of Applied Physiology reveló que los participantes que siguieron un régimen de fuerza y entrenamiento aeróbico por ocho meses mejoraron sus niveles de glucosa en la sangre, pero casi la mitad de ellos perdió esos beneficios tras solo 12 días de dejar el ejercicio.

4. Aumenta el riesgo de depresión, estrés y ansiedad

Sabemos que la actividad física nos ayuda a producir endorfinas, la hormona de la felicidad, así que esto se reduce. También el cerebro recibe menos sangre que va al hipocampo, como lo hace cuando una persona está haciendo ejercicio.

Un estudio de la Universidad de Adelaida encontró que suspender el ejercicio puede aumentar los síntomas depresivos después de solo tres días.

 

5. Problemas para dormir bien

El entrenamiento regular te ayuda a conciliar el sueño más rápido y a conseguir un descanso profundo y reparador, lo que hace que al despertar estés más alerta.

Si lo dejas perderás estos beneficios en solo un par de días.

6. Pierdes resistencia y flexibilidad

A tu cuerpo le toma buen tiempo agarrar condición, sobre todo para el cardio. Pero bastan solo un par de semanas de inactividad para que ésta disminuya considerablemente. 

Además, al no realizar estiramientos durante algún tiempo, los músculos y tendones comienzan a retraerse a su longitud típica de descanso. 

Es decir, si dejas el gym por completo en diciembre, cuando regreses en enero tendrás prácticamente que empezar desde cero.

 

 

7. Huesos más frágiles

Según la Clínica Mayo, el ejercicio regular (en especial levantar pesas, caminar y trotar) es esencial para mantener la fortaleza ósea y reducir el riesgo de osteoporosis. Estar sentada la mayor parte del día hace que tu densidad ósea disminuya más rápido.

8. Problemas de circulación

Al abandonar un entrenamiento y reducir el trabajo de los músculos, el cuerpo consume menos oxígeno y genera menos dióxido de carbono. La circulación se desacelera y el volumen sanguíneo disminuye. 

También se reduce la viscosidad de la sangre, que tiende a espesarse respecto al momento en que estábamos en forma. Por tanto, aumenta el riesgo de que aparezcan várices o coágulos.

9. Sube la presión sanguínea

Según investigadores sudafricanos, después de dos semanas de no hacer ejercicio los vasos sanguíneos comienzan a endurecerse y la presión puede empezar a aumentar. 

En otro estudio, científicos japoneses descubrieron que después de tres meses sedentarios, los atletas de resistencia experimentaron un aumento de la rigidez arterial, lo que contribuye a una subida de la presión arterial. Después de 12 meses de no entrenar, esa rigidez de hizo aún más significativa.

10. Retomar el ejercicio será todo un reto

La dificultad de reiniciar tu rutina fitness dependerá principalmente de tu nivel de condición física anterior. De acuerdo a Forbes, cuanto más en forma estés menos tiempo te tomará recuperar tus viejos niveles de condición física.

Mira también: ¿Tiene caso hacer ejercicio las últimas semanas del año?

Es muy normal que en esta época no puedas seguir con tu rutina fitness al 100%, pero procura no abandonarla por completo. 

¡Cuida tu cuerpo hasta el último día del año!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas