Revista Veintitantos

Errores que debes evitar durante una sesión hot de besos

Respira profundo.

Errores que debes evitar durante una sesión hot de besos
Pixabay
10/08/2018 | Autor: Dayana Alvino
Comparte en:

Tener una sesión hot de besos con tu pareja debe ser una experiencia maravillosa. Sí, quizá sientas nervios y miedo antes de que comience la acción; sin embargo, en tus manos está asegurar que todo salga de lo mejor.

¿Cómo puedes hacer eso? Evitando cometer alguno de los siguientes errores durante la sesión hot de besos con tu pareja.

Usar demasiado o poco la lengua

Los besos descuidados son una pesadilla. No debes usar demasiado la lengua, sobre todo al principio, pero tampoco muy poco, porque sus bocas se secarán. Para comenzar, toca suavemente tu lengua con la de tu pareja y lentamente agrega un poco más conforme pasa el tiempo.

 

 

 

Morder agresivamente

Hay formas muy correctas de usar los dientes mientras besas, pero morder agresivamente no es una de ellas. Si quieres intentarlo con tu pareja, entonces lo mejor es que muerdas sus labios con suavidad e incrementes la fuerza poco a poco (al menos hasta que sepas cómo le gusta).

 

 

 

No tener variación

Ya sea que tengas una gran técnica para besar o no, realizar los mismos movimientos una y otra vez durante toda la sesión puede volverse bastante aburrido, tanto para tu pareja como para ti. ¿Lo mejor? Haz lo posible por cambiar tu velocidad y presión en los labios.

 

 

 

Sólo concentrarse en los labios

Si en verdad quieres que tu pareja adore las sesiones de besos contigo, entonces no te limites sólo a sus labios. Sube el calor acariciando su espalda y pecho de vez en cuando. También puedes susurrarle palabras bonitas al oído o morder suavemente su oreja.

 

 

 

Abrir los ojos

Besarse puede ser bastante incómodo si tu pareja descubre que lo miras fijamente. Evita los momentos embarazosos (aunque él te guste mucho y quieras admirarlo) y mantén tus ojos cerrados durante la sesión hot de besos (además, lo disfrutarás mucho más).

 

 

 

 

Ahora que ya sabes lo que no tienes hacer, cuando llegue el momento: toma una menta, ponte un poco de lipstick, relájate y disfruta de sus besos.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Comparte en:

Notas relacionadas