VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
6 actitudes con las que saboteas tus relaciones de pareja tú solita

6 actitudes con las que saboteas tus relaciones de pareja tú solita

Sin darte cuenta podrías ser tu peor enemiga cuando se trata de romances

10/09/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Típico que inicias un romance y todo va bien, hasta que de pronto ya no y no sabes por qué. Sí, así de voluble es el amor. Sin embargo, quizá tú misma eres quien sabotea tus relaciones de pareja sin notarlo. Checa algunas actitudes que muchas tenemos y que pueden acabar con un floreciente amor.

Toma nota:  

1. No ser tu misma

Durante décadas (tal vez siglos) se nos ha dicho que para seducir a alguien hay que tener una estrategia. Esa “táctica” a menudo incluye fingir que te gustan ciertas cosas, ocultar tus “defectos” o vestirte con un estilo que no va contigo, entre otros.

Esto es lo peor que puedes hacer, porque aunque logres conquistar a la persona, ésta no se enamorará de ti, sino de alguien que no eres. Tarde o temprano la máscara se caerá, ¡y su relación también!

 

2. Aceptar cosas que en realidad te molestan

Al principio le “damos chance” al otro de cometer errores, porque es normal y apenas están viendo cómo va la cosa. Pero es importante dejar claro qué estás dispuesta a pasar por alto y qué no: coquetear con otras personas frente a ti, cancelar planes a último minuto, bromas pesadas, etc.

Es importante definir límites y exigir el respeto que mereces desde el principio. Si no lo haces eso te puede jugar en contra, pues él se justificará argumentando que nunca le dijiste que eso te molestaba, ¡y tendrá razón!

3. Ser insegura

La inseguridad es producto de una baja autoestima y se manifiesta con celos, posesividad y hasta violencia. Esa falta de confianza te puede llevar a hacer cosas totalmente inaceptables, como revisar su celular, espiarlo, prohibirle ver a sus amigos (y a sus amigas en especial), hacerle escenitas de celos y berrinches fuera de lugar. Recuerda que no puedes amar a otra persona si no te amas primero a ti misma.

 

4. Tener sexo como él quiere y no como a ti te gusta

Igual que en la parte afectiva, es crucial hacerle saber qué te gusta y qué no en la cama. No hablar de tus necesidades y tu placer también puede llevar a malentendidos.

Él pensará que estás satisfecha con lo que hace y tú terminarás creyendo que es malísimo en la cama, o al revés. Estos desacuerdos íntimos pueden hundir hasta la relación más linda.

5. Esforzarte demasiado por ser “la pareja perfecta”

Tú tienes una idea de lo que es “la novia ideal”, pero quizá él tenga otra muy distinta. Incluso si ambos coinciden en la misma idealización romántica y tratan de encajar en ese molde, la relación está destinada al fracaso por una simple razón: ¡no están siendo honestos!

Quizá ustedes así como son, sin poses ni máscaras, ya son la pareja perfecta, pero esa actuación no los dejará saberlo con certeza.

 

6. Quejarte por todo

Si bien exigir respeto y expresar lo que quieres es importante para que la relación funcione, tampoco está padre reclamar hasta por lo más mínimo. Ninguno de los dos es perfecto, obvio, van a tener fallas. Pero debes aprender a elegir por cuáles vale la pena discutir y cuáles es mejor pasar (checa el punto 2).

Si además de quejarte de tu pareja también lo haces de la vida en general, te convertirás en una persona tóxica y solo atraerás a personas que estén en la misma frecuencia. Y ya sabemos que las relaciones tóxicas no terminan bien.

Mira también: Ser una muer alfa te hace la mejor novia EVER, mira por qué

¿Algunas de estas actitudes checan contigo? Quizá es hora de revisar si tú te estás poniendo el pie solita en el amor.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas